Para los entendidos o simplemente para los bebedores casuales de ginebra, existen muchas combinaciones diferentes al Gin Tonic. Gracias a sus mezclas de cítricos y aromas obtendremos combinaciones perfectas y sabrosas.

Corpse Reviver
Como su nombre indica, el resucitador. Después de noches de fiesta podremos revivir gracias a esta combinación de 20 ml de ginebra, 20 ml de Cointreau, otros 20 ml de Lillet y finalmente 20 ml de zumo de limón. Un poquito de absenta y todo el mundo volverá a la fiesta.

Té de ginebra con limoncello
Una bebida refrescante para después de la comida. Con 20 ml de ginebra, 10 ml de limoncello, 20 ml de té claro y el zumo fresco de un limón exprimido. Todo esto rellenado con agua con gas y tendremos esta bebida refrescante.

Gimlet
Todo un clásico que nunca muere, la ginebra con los cítricos. Elige una ginebra muy perfumada y pon 60 ml, junto a 15 ml de zumo de lima y otros 10 ml de sirope. Solo nos quedará saborear la bebida.

Gin mule
Un cóctel de profesionales al alcance de cualquiera. Coge una coctelera y pon hojas de menta con zumo de lima, luego machácalo un poco en el interior. Lo rellenamos con ginebra y lo agitamos durante 10 segundos, lo ponemos en un vaso con hielo y le ponemos Ginger ale. Una bebida sin igual.

French 75
Tan fácil como sorprendente. Media copa de zumo de limón con ginebra, y después rellenamos con cava. Estaremos listos para brindar y disfrutar.

Negroni
En un vaso bajo con hielo y piel de naranja pondremos 30 ml de ginebra, 15 ml de Campari, 15 ml de Aperol y finalmente 15 de vermut rojo. Este clásico del Sur de Italia nos hará las delicias del verano.

Gin Martini
Un cóctel tan sencillo de hacer como efectivo. En una coctelera mezclamos 50 ml de ginebra con 10 ml de vermú blanco seco, lo completamos con hielo y lo agitamos con fuerza, tendremos la combinación ideal.

La ginebra es una bebida tan rica como sorprendente, todo el mundo puede hacer su cóctel y vivir una experiencia única.